martes, 11 de diciembre de 2012

Dimensiones Malditas. Capítulo 07


 Capítulo 07: Fuerza




A primera vista, la academia Ohtori era un colegio como otro cualquiera. Pero si te fijabas bien, concretamente en lo que se refería al consejo de estudiantes, existía un sistema y una forma de vida de lo más peculiar. Especialmente, en lo referente a Anthy Himemiya, también conocida como la novia de la rosa. Existía una norma consistente en que el  consejo de estudiantes  lucharía por el derecho de conseguir a esa muchacha. La última en conseguir la victoria fue una joven llamada Utena Tenjo. Una chica ajena al consejo, pero recientemente obtuvo el título de duelista gracias a su “príncipe”. Sin embargo, Utena no estaba en absoluto de acuerdo con la ley de la novia de la rosa, e intentaba convencer continuamente a Anthy para que se comportasen como amigas. Quería ayudarla a ser una chica normal.                                                              Un día, mientras hablaban, escucharon un extraño grito. Era Wakaba, la mejor amiga de Utena. Estaba siendo atacada por un ejército de extrañas criaturas.
-Utena: ¿Qué narices es eso?
-Anthy: Son sincorazón. Utena, date prisa y extrae la espada de mi cuerpo.
videoSin perder el tiempo, Anthy besó a Utena, haciendo que ambas cambiasen de aspecto, y entonces, del pecho de la novia de la rosa, surgió una espada. Utena extrajo la espada y comenzó a luchar contra los monstruos.

No tardó demasiado en eliminar a aquellas criaturas, pero ya era demasiado tarde para su amiga. Su aspecto había cambiado. Parecía llevar el traje del consejo de estudiantes, solo que era negro. En ese momento, apareció Shiori, una estudiante de la academia con sed de venganza.
-Shiori: Utena Tenjo, me alegro de verte con esa espada. La espada de Dios es realmente increíble.
-Utena: Shiori. ¿Cómo sabes lo de la espada? Eso es algo que solo sabe el consejo de estudiantes.
-Shiori: Eso hace tiempo que dejó de ser un secreto para mí.
-Utena: No me digas que tienes algo que ver con lo que le ha ocurrido a Wakaba y esos sincorazón.
-Shiori: En realidad no, yo solo soy una simple emisora, quien lleva todo esto es el fin del mundo.
Utena miró sorprendida a Anthy, pues el fin del mundo, era también el director de la escuela, y hermano de la embrujada muchacha.

En Virginia, Pocahontas recogía comida acompañada por su mejor amiga, Nakoma.
-Nakoma: ¿Cómo llevas lo de tu padre?
-Pocahontas: Dijo que me escucharía, pero teme demasiado a que pueda haber una guerra.
-Nakoma: ¿Y se limitará a entregar en matrimonio a su hija? ¿No intentará dialogar?
-Pocahontas: Espero que haga algo, porque no me apetece casarme con un hombre al que no amo. Desearía que mi futuro se uniese a una persona a la que ame, alguien que pueda demostrarme su aprecio. Y que fuese una persona cercana a mí.
-Nakoma: ¿En serio crees que sería digna de ti?
-Pocahontas: Estoy tan segura como que sigo con vida.
Pocahontas y Nakoma se besaron dulcemente, pero un hombre entró en escena.
-Mensajero: ¿Es usted la princesa Pocahontas?
-Pocahontas: Así es.
-Mensajero: Traigo una carta para usted.
El hombre entregó el documento y se marchó. La joven comenzó a leer, y al rato salieron lágrimas de sus ojos.
-Nakoma: Pocahontas. ¿Qué ocurre?
-Pocahontas:  Es una nota de Londres, de uno de los colonos que vinieron hace medio año. Dice que John Smith ha muerto… Escucha Nakoma, lo siento, pero necesito estar sola.
video
La princesa se aisló y comenzó a pensar, en su padre, su amiga, el hombre al que amó. ¿Qué se suponía que podía hacer a partir de aquel momento? Meeko, Percy y Flit intentaron ayudar a su amiga animándola, pero todo era inútil.


Entonces apareció Nakoma. Llevaba un vestido negro, ella también había sido víctima de los sincorazón. Y tenía la tarea de atacar a Pocahontas.
Cuando la princesa india vio a su amiga con esa ropa, sintió una sensación extraña. Como si algo la atravesara. En ese momento, el viento empezó a soplar con fuerza. Algo le decía que siguiese un camino, y lo único que podía hacer era seguirlo.


Era una noche como cualquier otra en Tokio. Mamoru Chiba intentaba dormir, pero lo único que tenía eran terribles pesadillas. Vestido como Tuxedo Mask, sentía que le rodeaba la más absoluta oscuridad. Sólo había a su alrededor una fila de flores, y un perfume tan embriagador que le impedía mantenerse en pie sin tambalearse. Entonces, observó que en fondo, se proyectaba una luz. Era el sol, pero la luna lo estaba tapando, soñaba con un eclipse. Cuando la luz se desvaneció, un extraño grupo se presentó ante él: Era Ansem, el creador de los sincorazón, con un ejército de sus creaciones, además de todos aquellos que se habían convertido en títeres de la oscuridad.
-Ansem: Tuxedo Mask, tienes un poder muy interesante. Lo quiero. Dame ese poder, luchemos juntos. 
-Tuxedo Mask: ¿Quién eres tú? ¿Qué quieres?
-Ansem: ¡Dámelo!
Tras esa orden, los sincorazón atacaron a Tuxedo Mask. Oscurida…
Pero alguien más estaba teniendo un sueño parecido. Usagi Tsukino. Vestía como la princesa Serenity, unas flores la rodeaban, y el eclipse se completaba rápidamente. Pero al completarse, apareció la tropa Keroro, habían venido para proteger a la joven.
-Keroro: Gero, Gero, Gero. Por fin, Sailor Moon. Menos mal que hemos llegado justo a tiempo.
-Sailor Moon: ¿A tiempo para qué?
El resto de la tropa se marchó para dejar solos al líder y a la muchacha.
-Keroro: Hay un ejército compuesto por un malvado dios que pretende destruir el mundo. Mucho más poderoso a todo lo que te has enfrentado hasta ahora. Hemos conseguido evitar que te eliminasen justo a tiempo gracias a tu gran fuerza interior.
-Sailor Moon: ¿Quiénes son? No entiendo nada.
-Keror: Recientemente poseyeron a tu amigo, Tuxedo Mask. No pudimos hacer nada.
Usagi no podía creer lo que le decía aquella rana. ¿Mamoru había sido controlado por el enemigo?
-Keroro: Pero esto tiene solución, reúne a tus amigas y buscad a otras dos princesas que comparten tu espíritu noble y tu fuerza. No te preocupes, yo estaré a tu lado.
Usagi despertó como si todo hubiese sido una pesadilla.
-Usagi: Menos mal, sólo fue un sueño.
-Keroro: ¿Qué te hace pensar eso?
Al ver al mismo extraterrestre de su sueño, Usagi gritó como una histérica.

CONTINUARÁ

4 comentarios:

  1. Uf. ¡Qué guarrillas! ¡Me has puesto burro! Ahora tendré que hacer el guardia civil con mi mujer.

    ResponderEliminar
  2. Sabía que dirías algo parecido. Ya tenía ganas de subir este comentario. Estoy buscando la forma de subirlo a Youtube sin recibir ninguna demanda. Chao

    ResponderEliminar
  3. O sea que Pocahontas y Nakoma se aman?
    Me ha encantado, Sailor Moon lo conozco pero muy poco.
    Oh, No, MUFASA ES MALO? :o
    P.D. Te he enviado un mail ¿Lo leiste
    P.D. 2 Ahora me voy a leer hasta el capitulo que me alcance pero no voy a comentar porque ando un poco apurado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exactamente amor, yo siempre he pensado que Nakoma quería a Pocahontas, y que a la princesa le gustaba Nakoma, aunque su verdadero amor por el momento es John Smith.
      ¡Pobre Mufas! ¡No es malo! Cuando eliminan el poder oscuro, elige desaparecer para no dañar a nadie. Él es bueno, pero controlan su mente y su cuerpo.

      Eliminar